X-PYR: Día 2

Publicado el
27 junio 2022

Las camas de 170 cm de la furgoneta resultaron ser demasiado cortas, y no pudimos dormir mucho esa noche. Además, hubo tormentas eléctricas que nos mantuvieron despiertos. El día siguiente fue húmedo y se pronosticaron chubascos durante todo el día. Aun así, éramos optimistas y queríamos continuar de la misma manera que el día anterior: Caminatas y planeos. 


¡Optimista y listo para caminar y volar!

Ya en la primera cima del día nos sorprendieron las nubes con lluvia. Caminamos más hacia el este y finalmente pude despegar y bajar volando. Lo único es que ahora estábamos demasiado al este y fuera de la ruta. Subí una nueva colina y pude lanzar lo suficientemente alto como para dar la vuelta por el lado correcto y volver a la ruta. Así que pensé…

El primer día tuve dificultades con mis instrumentos (XCTrack). Relacioné este problema con las interferencias del dispositivo de seguimiento. Pero ahora mi rastreador estaba reposicionado y seguía teniendo problemas con mis instrumentos. Resumiendo: mi XCTrack no mostraba la dirección correcta para ir, ¡también mostraba que el siguiente WPT estaba a 2000 km! ¡Toda una locura! Acabé volando 90 grados fuera de la ruta. Bahh… Error estúpido. Esto se podría haber evitado con una mejor preparación.

Así que ahora tenía que mantener el ritmo sobre el terreno durante otros 15 km con la lluvia persiguiéndome por detrás. El objetivo era volar una vez más antes de que llegara la lluvia. Pero al llegar a la siguiente cumbre teníamos nubes bajas, lluvia y vientos de espalda. Tuvimos que volver a bajar a pie. No es bueno para mi rodilla, ni para la moral. Las condiciones del camino de bajada eran tan malas, con barro resbaladizo y lluvia intensa, que mi asistente y yo tuvimos que reírnos de la situación.

Finalmente, de vuelta al fondo del valle, las nubes bajaron al suelo y llovió constantemente. Inhalamos algo de comida y luego hicimos una última carrera de 10 km hasta nuestra base para pasar la noche.

Empapado después de un largo día bajo la lluvia…



Un día duro en el que perdimos mucho terreno frente a nuestros competidores. La mayoría de ellos sólo anduvieron ese día. Pero no puedo culpar a nadie más que a mí mismo. Demasiado ansioso por ir a volar en lugar de andar, y no lo suficientemente bien preparado en cuanto a la configuración de los instrumentos. Junto con más lluvia de la que esperábamos, esto hizo que fuera un mal día para nosotros.

Sin ellos ni siquiera existiríamos

Nuestro agradecimiento a:


Patrocinadores Principales


Patrocinadores oficiales


Entidades colaboradoras


Colaboradores

¿Interesado en colaborar con la X-Pyr?

Suscríbete y mantente informado
Contacta
X-Pyr | El desafío pirenaico
© X-Pyr | El desafío pirenaico. Todos los derechos reservados.